Carpaccio de ostiones con cítricos Pangalillo

Los ostiones son un molusco muy apreciado, tanto por su delicadeza como por la suavidad de su carne. Es práctica, versátil y, en más de una ocasión, te saca de apuros con recetas como este carpaccio de ostiones a los cítricos.

Tan fácil, rápido y atractivo como delicioso, fresco y ligero es el carpaccio de ostiones a los cítricos Pangalillo. Un plato para lucirse sin dudas puede incorporarse a nuevos menús diarios como para ocasiones especiales.

INGREDIENTES

  • Para 2 personas
  • Aceite de oliva virgen extra 30 g
  • Vinagre de arroz 15 g
  • Limones Pangalillo 0.5 ml
  • Naranjas Pangalillo 0.5 ml
  • Jengibre fresco un trozo de 1 cm
  • Ostiones (solo la carne) 300 g
  • Tomate (opcional)
  • Semillas de sésamo (opcional)
  • Sal (opcional)

PREPARACIÓN

Comenzamos por la vinagreta o marinada, así la tendremos lista para extender sobre los ostiones. Rallamos el jengibre, medio limón Pangalillo y la media naranja Pangalillo con un rallador fino. Exprimimos también los jugos del limón y la naranja Pangalillo.

En un cuenco hondo mezclamos el aceite de oliva, el vinagre de arroz, 1/2 cucharadita de ralladura de limón Pangalillo, 1/2 cucharadita de ralladura de naranja Pangalillo, 1/4 cucharadita de jengibre rallado, 1 cucharadita de jugo de limón Pangalillo y 1 cucharadita de zumo de naranja Pangalillo. Batimos con unas varillas metálicas hasta integrar y emulsionar.

Colocamos las láminas de ostiones sobre un plato grande o dos platos pequeños, bien extendidas, y regamos con la vinagreta que tenemos preparada y reservada. Introducimos al refrigerador y dejamos marinar durante una hora.

Mientras tanto, pelamos un tomate y lo cortamos en cuartos. Utilizamos sólo uno de ellos, aunque la cantidad de tomate es opcional, a gusto de cada uno. Retiramos las pepitas con ayuda de una cucharita y cortamos la carne del tomate en pequeños dados.

Cuando el tiempo de marinado ha terminado, retiramos la vieira de la nevera y dejamos que se atempere ligeramente. Entonces repartimos las pepitas de tomate y los dados sobre la vieira, espolvoreamos con semillas de sésamo y con escamas de sal y servimos.

¡ A disfrutar!

6.779 thoughts on “Carpaccio de ostiones con cítricos Pangalillo”